viernes, 13 de abril de 2018

Adoremos todos al campeón de la LCS


Si habéis superado el hipnosapo creo que tendré que daros vuestro premio en forma de reseña pero lo cierto es que poco hay que decir esta semana.

En Europa hemos tenido una final muy decepcionante por una parte y muy previsible por la otra. Terminó con un 3-0 a favor de Fnatic que fue una deleite visual para cualquiera que no fuera fan de G2, pero lo cierto es que todos los que lo vieron tuvieron que disfrutarlo porque lo que hizo Rekkles fue absurdo. Desde la primera partida vimos una declaración de intenciones por parte de Fnatic que era "vamos a jugar para Rekkles" y así fue con un Rekkles que tras la liada que hicieron en bot su equipo consiguieron darle la vuelta a la partida a base de escoger bien cuando luchar y unas iniciaciones que dejaban muy fácil a Rekkles limpiar las team fight llevándose una penta no oficial en la última fight. La segunda partida ya nos mostró un Caps más seguro el cual stompeo mid y dio una gran ventaja a su equipo mas allá de lo bien que lo hiciera Rekkles por su parte (que se hizo una penta esta partida). Y llegamos a la tercera donde G2 estuvo de nuevo desaparecido y Fnatic paso como un obús por encima de G2 con Caps destrozando mid de nuevo, decir que Bwipo no ha estado a la altura en la serie pero el resto de su equipo lo ha hecho de locura.

En Norteamérica hemos tenido algo aun más absurdo, con tres mapas que han seguido el mismo esquema donde Team Liquid metía la septima y pasaba por encima de 100Thieves como si estuvieran jugando contra bots. Lo cierto es que Liquid no tuvo partidas perfectas pero los chicos de 100 no han sabido aprovecharlo en ningún momento y han caído como si no tuvieran nadie enfrente. Para concluir decir que lo mas parecido a una final  que tendremos lo vimos en semis con Liquid contra Echo Fox y que Cloud 9 podría haber dado mas guerra de lo que vimos aquí incluso tras lo visto en cuartos de final.