domingo, 31 de mayo de 2015

Japón y el tabaco



Hoy os traemos esta pequeña entrada en colaboración con la campaña elaborada por los mediadores juveniles del Grupo de Salud del Conseyu de la Mocedá de Xixón.

Como sabréis, hoy es el Día Mundial contra el Tabaco, así que vamos a hablar un poco sobre cómo está esta cuestión en Japón.

Si lo comparamos con el proceder al que estamos acostumbrados aquí, Japón es un país singular en este aspecto. En Japón se pone especial énfasis en la prohibición de fumar en los espacios públicos abiertos, no solo cerca de parques o colegios, que puede resultarnos más familiar, sino en las calles en general.

Especialmente en las grandes ciudades, no es recomendable fumar mientras caminas por ahí, a menos que salgas de casa con unos 20.000 yenes de más para afrontar la multa (--> convertidor yenes - euros). 

En cualquier caso, la legislación depende en parte de la región de Japón en la que nos encontremos.

Patrulla Antitabaco

A estas restricciones de fumar al aire libre, se le unen las típicas de fumar en espacios cerrados. Starbucks, McDonalds... muchos establecimientos típicos prohíben fumar. Sin embargo, sí que parece que en este aspecto son más permisivos que en Occidente, ya que son bastantes los locales donde se permite. Para fumar en Japón, mejor meterse en un restaurante que salir a la calle.


¿Cómo puede uno fumar tranquilo entonces? Bueno, hay lugares habilitados en las ciudades para fumar en la calle, aunque lo cierto es que no son demasiado abundantes.

Zona habilitada para fumadores

Aquí tenéis un vídeo de otra zona de fumadores en Tokyo.



Como véis, fumar en Japón puede convertirse en una odisea. Por contra, sin embargo, las restricciones favorecen la limpieza del aire y de las calles, además de un índice de consumo de tabaco decreciente, con los beneficios en que ello se traduce en la salud de la población nipona.

Parece que Japón dice también #ContraElHumoYoMeSumo.