viernes, 10 de junio de 2011

Murakami, premiado en Barcelona, contra las centrales nucleares


El escritor japonés Haruki Murakami, que recibió ayer en Barcelona el XXIII Premio Internacional Catalunya, hizo de su discurso de agradecimiento un alegato antinuclear, en el que entonó una autocrítica colectiva japonesa por el accidente de la central de Fukushima, que achacó a la búsqueda de rentabilidad.

En sus palabras emocionadas, Murakami recordó que el terremoto acabó con "la base de la vida de muchas personas: la familia, los amigos, las casas, las pertenencias" y seguramente también con las ganas de vivir de algunos supervivientes, pero "ser japonés comporta vivir con desastres naturales como tifones, actividad volcánica y los terremotos".