viernes, 11 de marzo de 2011

Terremoto causa tsunami en Japón y amenaza todo el pacífico





El terremoto que ha sacudido gran parte de la costa este de Japón causó al menos 19 muertos y tuvo una magnitud de 8,8 grados en la escala abierta de Richter según la agencia local Kyoto. El epicentro se encuentra a 130 kilómetros mar adentro de Sendai, en la isla de Honshu. Se trata del terremoto más grave registrado en Japón en los últimos 20 años.

En la capital, Tokio, varios edificios han temblado violentamente. Se ha declarado un incendio en una refinería próxima a Tokio y numerosos tanques de almacenamiento están amenazados por las llamas. Varias centrales nucleares han interrumpido sus actividades inmediatamente, al igual que las refinerías.o de petróleo en la provincia de Chiba, sin que se haya informado de víctimas.


La Agencia Meteorológica nipona ha revisado al alza la magnitud del seísmo, que causó un tsunami con olas de hasta diez metros en el puerto de Sendai, numerosos edificios derruidos y una multitud de incendios en la franja oriental del Pacífico.

Según la agencia local Kyoto, se ha confirmado la muerte de al menos quince personas, la mayoría en la provincia oriental de Iwate, y resultaron heridas decenas de personas, algunas de ellas en Tokio.

Sendai, capital de la provincia de Miyagi y con cerca de un millón de habitantes, parece ser una de las ciudades más afectadas por el seísmo, que provocó olas de hasta diez metros que llegaron a su puerto.

El terremoto se produjo a las 14.46 hora local (05.46 GMT) con epicentro en el Océano Pacífico, a 130 kilómetros de la costa de la provincia oriental de Miyagi y a una profundidad de 20 kilómetros.

Media hora más tarde, a las 15.15 hora local, un segundo terremoto de 7,4 grados en la escala de Richter se registró al sur del primero, también con epicentro en el Pacífico y esta vez a unos 100 kilómetros de la provincia de Ibaraki.

El temblor principal se produjo a las 05.46 GMT, con epicentro a 130 kilómetros de Sendal, en las islas Honshu y con una profundidad de 24,4 kilómetros, en las misma zona donde se produjo otro terremoto de 7,3 grados que no causó víctimas.

El terremoto ha provocado alertas de tsunami en una veintena de países del este de Asia, Oceanía y la costa oeste del continente americano, según informó el Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico.

Concretamente, se ha declarado la alerta de tsunami en Rusia, Taiwán, Filipinas, Indonesia, Papúa Nueva Guinea, Australia, Nueva Zelanda, Fiyi, México, Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Nicaragua, Panamá, Honduras, Chile, Ecuador, Colombia y Perú.

Según el Centro, "un terremoto de esta magnitud tiene potencial para generar un destructivo tsunami que puede impactar en las costas situadas cerca del epicentro y las más distantes en unas horas".

Las autoridades filipinas respondieron a la alerta con un aviso de precaución a la población de las localidades costeras situadas al este del archipiélago, aunque no dieron instrucciones para la evacuación.

"No hay una orden de evacuación para los habitantes que residen a lo largo de toda la costa este, que debe estar en alerta y pendiente de posteriores instrucciones", dijo el jefe de la agencia de Protección Civil, en un mensaje radiado.

El terremoto ha causado al menos 19 muertos, numerosos heridos, incendios, cortes de electricidad y evacuaciones masivas de habitantes ante el temor de nuevos tsunamis.

La televisión local NHK ha emitido imágenes que muestran columnas de humo saliendo de edificios en la isla de Odaiba, en la bahía de Tokio.

La Agencia Meteorológica de Japón ha emitido una alerta de riesgo alto de tsunami con olas de hasta seis metros en Miyagi y de hasta tres metros en Iwate, donde se ha instado a los habitantes que se encuentren cerca de la costa que se adentren en el interior a terrenos elevados.

La misma recomendación se ha hecho en las provincias de Fukushima, Ibaraki y Aomori, además de la costa de la provincia de Chiba, colindante con Tokio.

En la capital nipona el terremoto, uno de los más fuertes de los últimos años, disparó las alarmas de los edificios e hizo que la gente saliera asustada a las calles, al tiempo que dejó bloqueadas las líneas de los teléfonos móviles.

También paralizó los servicios del "Shinkansen", el tren bala japonés, en todo el país, según la compañía ferroviaria JR East.

Japón, situado en el llamado anillo de fuego del Pacífico, sufre frecuentes terremotos, que raramente causan víctimas debido a las estrictas normas de construcción vigentes en el país.

Tras el terremoto de hace dos días, la Agencia Meteorológica nipona había advertido de que durante una semana podrían producirse réplicas, aunque había estimado la intensidad en 4 en la escala japonesa.

Olas de hasta 10 metros

El tsunami ha alcanzado zonas de la ciudad de Sendai, donde imágenes de la televisión local muestran que el agua ha arrastrado coches y ha llegado a los edificios.

De momento, no se ha hecho público ningún balance de posibles víctimas por el seísmo, cuya magnitud fue elevada desde los 7,9 grados iniciales a 8,8 grados en la escala abierta de Richter, uno de los más fuertes de los últimos años en Japón.

La Agencia Meteorológica de Japón había alertado de olas de hasta seis metros en la provincia de Miyagi, donde según la policía local, citada por la agencia local Kyodo, ha habido "numerosos heridos".

La televisión nacional NHK ha mostrado imágenes tomadas desde un helicóptero del aeropuerto de Sendai con las pistas totalmente inundadas, al tiempo que se han observado olas de hasta 10 metros en el puerto de esa ciudad.

La alerta de tsunami se ha extendido a toda la costa oriental del Pacífico de Japón y en las provincias de Miyagi e Iwate -otra de las más afectadas- se ha instado a la población de las localidades cercanas al mar a que se adentren en el interior a zonas elevadas.

El terremoto también ha provocado varios incendios, entre ellos un gran fuego en una planta de refinamiento

fuente: farodevigo.es
>> sigue las últimas actualizaciones de la noticia en nuestro foro