miércoles, 9 de febrero de 2011

¡K-ON volverá pronto!


K-on, el manga de comedia que hasta ahora tenía cuatro tomos, recopilatorio de la publicación de la revista nipona "Manga Time Kirara" por el mangaka Kakifly, y del cual se había anunciado el final(que realmente había quedado bastante abierto)volverá. El regreso, anunciado por la misma revista mecionada, propiedad de la editorial Houbunsha, se prevé para esta primavera. De momento lo único que se sabe es que en el próximo número de la revista, para principos de marzo, tendremos más información. Se especula y se rumorea que puede tener continuidad con la trama anterior, quizá con Azusa como protagonista, pero todo eso serán sólo conjeturas hasta la publicación del siguiente número de Manga Time Kirara.
Parece que el gran éxito de esta historia, muy rentable, y la presión de los fans, han logrado rescatarla.
¿Quién sabe si esto no es también el principio de una nueva temporada del anime?

Para todos los que conozcáis esta serie seguro que es una buena noticia. Para los que no la conozcáis os dejo una sinopsis:
El primer capítulo comienza con Hirasawa Yui: alegre, insegura, despistada y recién ingresada al instituto; sin talento ni preferencias sobresalientes busca darle un giro a su estilo de vida integrándose a un club escolar, hábito que jamás ha experimentado en toda su vida. Su desgarbada presencia le dificulta decidirse por una opción que le garantice madurez y satisfacción, dos semanas después de iniciado el curso aún no halla un sitio adecuado.

Por el contrario, Tainaka Ritsu y Akiyama Mio, dos alumnas de nuevo ingreso se entusiasman con la idea de formar parte del club de música ligera, pero se enfrentan a la ley evolutiva que dicta la supervivencia del más fuerte, y el ramo musical no pasa por buen momento ya que los últimos miembros del club se graduaron en la generación previa, lo que deja la lista en ceros. Así que si no se agrupan al menos cuatro personas para fin de mes, el club musical sera historia antigua.

En la cruzada por el rescate se les une Kotobiki Tsumugi, afloran entonces las esperanzas de encender la llama sonora en el instituto. El teclado, la batería y el bajo están cubiertos, sólo falta la guitarra, pieza clave de la armonía musical de cualquier banda. Esperan que pronto se les una el guitarrista legendario que saque a flote el proyecto, no obstante el tiempo apremia y parece que la música pasará a mejor vida. Ya en plena agonía se les informa del fichaje de una alumna, la que completaría el cuarteto, suficiente para obtener el registro oficial. Se trata por supuesto de Yui, que tiene como única referencia ¡las rudimentarias clases de castañas en el kindergarden!


fuente: otakumunidad damned